brumiel

Psicopedagogía en Cáceres: principales dificultades en la lectoescritura

Contamos con Gabinete Psicopedagógico en Cáceres especializado en dificultades en la lectura y la escritura.


¿Cuáles son las principales dificultades que pueden aparecer en el desarrollo de la lectoescritura?

Lectura de palabras imprecisa, lenta o con esfuerzo (lee palabras sueltas en voz alta incorrectamente o con lentitud y vacilación, dificultad para expresar de manera correcta las palabras).

Dificultad para comprender el significado de lo que lee. Puede leer un texto con precisión pero sin comprender su significado, las relaciones, las inferencias o el sentido profundo de las oraciones.

Dificultades ortográficas: añadir, sustituir u omitir vocales o consonantes.

Dificultades con la expresión escrita: errores gramaticales o de puntuación en una oración, organización errónea de los párrafos o expresión no demasiada clara de las ideas.

Fuente: American Psychiatric Association – APA. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5 (5a. ed. –.). Madrid: Editorial Médica Panamericana.


Enlaces de interés:

Somos gabinete psicopedagógico especializado en dificultades asociadas a las lectoescritura.


Solicita información sin compromiso:

Orientación académica y plan de estudio personalizado

Psicopedagogía en Cáceres: problemas en la lectoescritura

Contamos con Gabinete Psicopedagógico en Cáceres especializado en dificultades en la lectura y la escritura.


Por qué es vital un correcto desarrollo de la lectoescritura en nuestros hijos.

El desarrollo correcto de la lectoescritura es fundamental para que nuestros hijos alcancen los objetivos educativos. Asimismo, la lectura y la escritura intervienen de manera decisiva en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Hoy sabemos que, tanto la lectura como la escritura, activan áreas específicas de nuestro cerebro, áreas complejas que nos permiten entender y dar sentido a la realidad que nos rodea.

Sin duda, una de las mayores preocupaciones que tienen los padres es que sus hijos no consigan progresar en la lectura y en la escritura. Las dificultades en la adquisición de la lectoescritura, en ocasiones, pueden deberse a un simple retraso madurativo que se corrige con el paso del tiempo. Sin embargo, si las dificultades persisten, si estas dificultades acaban por tener consecuencias negativas en otras áreas del currículo, si además, nuestro hijo o nuestra hija comienza a sentir frustración, inseguridad y su rendimiento educativo general se ve afectado con gravedad, es imperativo consultar nuestra incertidumbre con el colegio y tratar de buscar la ayuda de profesionales que puedan realizar una valoración sobre la situación.

Podría tratarse de un trastorno específico del aprendizaje como la dislexia, la disgrafía o la disortografía. En ese caso es fundamental detectar el problema cuanto antes para poder iniciar tratamientos de compensación.


Enlaces de interés:

Somos gabinete psicopedagógico especializado en dificultades asociadas a las lectoescritura.


Solicita información sin compromiso:

Orientación académica y plan de estudio personalizado